"El Rincón de la Literatura y la Etimología"

El Extranjero - Albert Camus

Principal
Obras Literarias
Etimologías
Contactáctame
Galería de Obras

albertcamus.jpg

Albert Camus
(1913-1960)

Novelista, ensayista y dramaturgo francés, considerado uno de los escritores más importantes posteriores a 1945.

Su obra, caracterizada por un estilo vigoroso y conciso, refleja la philosophie de l'absurde, la sensación de alienación y desencanto junto a la afirmación de las cualidades positivas de la dignidad y la fraternidad humana.

Camus nació en Mondovi (actualmente Drean, Argelia), el 7 de noviembre de 1913, y estudió en la Universidad de Argel. Sus estudios se interrumpieron pronto debido a una tuberculosis.

Formó una compañía de teatro de aficionados que representaba obras a las clases trabajadoras; también trabajó como periodista y viajó mucho por Europa. En 1939, publicó Nupcias, un conjunto de artículos que incluían reflexiones inspiradas por sus lecturas y viajes.

En 1940, se trasladó a París y formó parte de la redacción del periódico Paris-Soir. Durante la II Guerra Mundial fue miembro activo de la Resistencia francesa y, de 1945 a 1947, director de Combat, una publicación clandestina. Argelia sirve de fondo al primer relato que publicó, El extranjero (1942), y a la mayoría de sus narraciones siguientes. Esta obra y el ensayo en el que se basa, El mito de Sísifo (1942), revelan la influencia del existencialismo en su pensamiento.

De las obras de teatro que desarrollan temas existencialistas, Calígula (1945) es una de las más conocidas. Aunque en su novela La peste (1947), Camus todavía se interesa por el absurdo fundamental de la existencia, reconoce el valor de los seres humanos ante los desastres.

Sus obras posteriores incluyen la novela La caída (1956), inspirada en un ensayo precedente; El hombre rebelde (1951); la obra de teatro Estado de sitio (1948); y un conjunto de relatos, El exilio y el reino (1957. Colecciones de sus trabajos periodísticos aparecieron con el título de Actuelles (3 volúmenes, 1950, 1953 y 1958) y El verano (1954. Una muerte feliz (1971), aunque publicada póstumamente, es de hecho su primera novela. En 1994, se publicó la novela incompleta en la que trabajaba cuando murió, El primer hombre. Sus Cuadernos, que cubren los años 1935 a 1951, también se publicaron póstumamente en dos volúmenes (1962 y 1964.

Camus, que obtuvo en 1957 el Premio Nobel de Literatura, murió en un accidente de coche en Villeblerin (Francia) el 4 de enero de 1960.

xtranjero.gif

"El Extranjero"
(Resumen)
 
 

Meursault, el protagonista refleja la filosofía del absurdo, la sensación de alienación, de desencanto frente a la vida. El aburrimiento, la cotidianidad lo van haciendo insensible, indiferente y hasta casi despiadado. Parecería que da lo mismo ser de una forma que de otra. Sin embargo, también en la novela se afirman las cualidades positivas de la divinidad y la fraternidad humana.

Todo comienza en Argel Meursault cuando  recibe un telegrama en el que se le informa que su madre ha fallecido. Debe partir hacia Marengo, donde se encuentra el asilo de ancianos, lugar en el que se hallaba su madre. Pide permiso a su patrón y emprende el viaje.
Una vez en el asilo, él esta abstraído en sus preocupaciones, se niega a ver el cuerpo de su madre y realiza reflexiones que demuestran su indiferencia ante un hecho de tanta importancia. En lugar de llorar a su madre, de expresarle su dolor, conversa con el conserje, de Paris. Fuma, se mantiene distante con los amigos de su madre que vienen a participar del velorio, le molesta el llanto de una de las mujeres… Se duerme. El entierro le resulta pesado, tortuoso por el
calor de la jornada. Una vez concluido regresa a Argel con alegría pensando solamente en dormir. Nada hubo en él que expresara aflicción, pesar. Había muerto su madre, sin embargo, todo fue un trámite.

El regresa a su casa y se encuentra con Marie una joven muchacha por la cual había sentido cierto afecto , la invita a salir y pasa la noche con ella, le cuenta lo que había pasado con su madre, pero ella se sorprende mucho al oírlo , ya que lo dice todo de una manera muy fría como si no le importara.

Vuelve a su trabajo, ahí su  patrón lo saluda por el luto y le pregunta por la edad de su madre. No la recuerda, da una edad aproximada, pero no sabe su edad .Al regresar a su casa, se encuentra con Salamano, un vecino viejo que tiene un perro sarnoso , con el cual o se lleva mucho , pero mas adelante se encuentra con Raymond Sintes, un segundo vecino que lo invita a comer algo en su habitación, y este aceptada para así  ya no tener que cocinar , y mientras comen Raymond le cuenta una historia que ha vivido con una amante, le dice que lo a engañado, que el le daba todo lo que le pedía pero sentía que lo engañaba y realmente así era , pero Meursault no le pone mucha atención al relato de su vecino  , y le da el consejo de que le haga una carta y que la cite y así  cuando la vea tome venganza .

Un día recibió varias propuestas: Raymond lo invita a pasar el domingo en una cabaña en la paya de un amigo, cerca de Argel, y su  patrón le propone enviarlo a una oficina que instalará en Paris, pero a  Meursault le da igual, le dice que no le interesa un cambio nuevo de vida  responde que nunca se cambia de vida, que todas valían lo mismo.

Pero por la tarde se encuentra con Marie y ella le pregunta si quiere casarse con ella y el le responde que le da igual que si ella se quiere casar el se casara.

En la noche, encuentra a Salamano desolado por la perdida de su perro. Habla con él, lo escucha, se aburre pero como no tiene nada que hacer, ni sentía sueño, se queda con su vecino. No es el afecto ni la preocupación del otro lo que lo hacen quedar con Salamano. Sólo el poder dejar pasar las horas.
Llega el domingo. Raymond, Marie y él marchan hacia la cabaña de la playa de Masson el amigo de Raymond. Al salir, se encuentran con un grupo  de árabes, entre ellos estaba el hermano de la joven a la que Raymond golpeo; sin embargo, no les dieron importancia siguieron su camino. Se bañan, almuerzan y luego los tres hombres salen a caminar.  Pero en el camino se  cruzan con dos árabes, que vienen tras Raymond a vengar la paliza que le dio a su amante, y logran herir a  Raymond.

Rápidamente lo llevan con un medico y le dicen que no es de importancia, entonces decide regresar a la casa con  Meursault, pero se encuentran de nuevo con los árabes, Raymond saca un arma pero no la dispara y Meursault se la pide. . Encuentra al árabe que hirió a Raymond, este  le muestra su cuchillo y Meursault le dispara, el  comprende que destruyó el equilibrio del día. Por primera vez un domingo fue diferente para él,  había sido feliz.

 

 Meursaul es llevado ante un juez, por haber cometido un crimen, pero él no tenía abogado, así que le envían uno.

El abogado decide ayudarlo, pero Meursault, absolutamente sincero le afirma que perdió la costumbre
de interrogarse, de reflexionar. . El juez buscaba el arrepentimiento de él, pero ni siquiera ante un crucifijo, se conmueve. Afirma no creer y más que culpable o arrepentido se confiesa aburrido.
Las visitas del juez continuaron, pero él no le prestaba atención, estaba cansado de contar siempre lo mismo.  II
Marie lo visita por primera y única vez ya que se lo prohibían por no ser su
mujer. Allí  Meursault comienza a sentir que esta prisionero, el comienza a describir las sensaciones que siente en la prisión: la falta de una mujer, la prohibición de fumar, la falta de libertad. Reflexiona sobre el paso del tiempo estando encerrado, por primera vez, algo parece importarle quizás es el castigo pero aun así el no se siente desgraciado.  El único problema era matar el tiempo y para ello comenzó a recordar. Así terminó por no aburrirse.

Comienza su juicio, al entrar al juzgado le da la sensación de estar en un club., donde todos  se conocen, se saludan; él se siente un intruso, pero está tranquilo. Hasta que escucha los nombres de los testigos: el director y el conserje del asilo, Raymond, Massou, Salamano, Marie Meursault  comienza a ser interrogado por el fiscal y  luego se les toma testimonio al director y al conserje del asilo. Ambos hablaron de su negación a ver el cuerpo de su madre, que no lloró, que se fue inmediatamente después del entierro sin recogerse ante su tumba, ni siquiera sabía la edad de su madre. El fiscal ante estas respuestas experimento una sensación de triunfo.  Y Meursault se da cuenta que las cosas no van resultando a su favor porque no sólo se lo juzga por su crimen sino también por no haber sido un buen hijo. Marie, Massou, Raymond, testimoniaron destacando sus cualidades, pero el fiscal se mantuvo en la misma línea: desacreditarlo.

Continúa el juicio, y Meursault siente que se habla más de él que de su crimen. Se realizan los alegatos del fiscal y el abogado defensor, el  fiscal insiste en que jamás lamentó haber asesinado al árabe. Meursault piensa que él jamás lamentó nada verdaderamente, y cuando el presidente del tribunal le pregunta si desea decir algo, expresa que no tuvo intención de matar al árabe, que todo fue por causa del sol.

Poco a poco va pasando su juicio y Meursaul no tiene deseos de hablar, solo piensa en las posibilidades que se le presentan para volver a la libertad, pero se focaliza sobre todo en dos cosas: el alba y su petición de indulto. Paso sus noches esperando esa alba en la que lo ejecutarían. Cuando el amanecer pasaba y seguía vivo, reflexionaba sobre el indulto, deseaba  obtenerlo pero también se imaginaba que la petición era rechazada y todo volvía a comenzar.
Finalmente el capellán entra en su celda e intenta explicarle porque necesita el consuelo de Dios. Él, sigue firme en su incredulidad y sostiene que todos estamos condenados a
muerte, por lo que ese consuelo no tiene sentido, llega a molestarse mucho y a tomar al sacerdote por el cuello, logran tranquilizarlo y cuando lo hacer Meursault logra quedarse dormido, en el limite de la noche, las sirenas sonaron, anunciaban su  ejecución. Por primera vez, pensó en su mamá y se abrió "a la tierra indiferencia del mundo". Deseaba la presencia de muchos espectadores que lo acogieran con gritos de odio.

Anterior

Siguiente

[The anzwer ®]